Andrey Amador sufrió una caída sin grandes consecuencias

Andrey Amador sufrió una caída sin grandes consecuencias en la segunda etapa del Tour de Francia. El costarricense se cayó en solitario en la parte final de la jornada tras ponerse de pie encima de la bicicleta. “Me hizo un extraño y se me fue la rueda de delante. Al final me di un golpe en seco. No tengo raspones pero sí me llevé un buen golpe en la rodilla y el estómago con el manillar”.

Amador, que entró a más de 9 minutos de Marcel Kittel (Quick·Step Floors Cycling Team) quitó peso a los daños sufridos y admitió estar solo dolorido, aunque espera encontrarse mejor cuando las zonas afectadas se enfríen. El costarricense no espera tener problemas para estar en la salida de la tercera etapa del Tour de Francia.

Amador, durante la Vuelta al Alentejo 2017/ Movistar Team